Concebida por un grupo de jóvenes amigos fue pensada como una alternativa completamente diferente al boliche y a la noche porteña tradicional: música cargada de hits de los 90’s y el 2000 a la actualidad que hacen bailar a todos. La ambientación está especialmente pensada para que todo sea Instagrameable, fotografiable e interactivo, y no faltan las sorpresas a lo largo de toda la noche que van desde regalos para sus asistentes, efectos especiales, sele spots, hasta músicos, actores e inuencers invitados. Por otro lado, las mujeres que asisten siempre manifestaron sentirse muy cómodas a diferencia de lo que suele suceder en cualquier boliche de la ciudad.
Esta fiesta ícono de una generación sigue creciendo en cada edición desde sus inicios en BeatFlow con una capacidad para 400 personas, pasando por Niceto Club donde asisten más de 1300 personas, exigiéndole, con ya más de 50 ediciones (y una edición especial en Córdoba Capital), mudarse a Mandarine donde se agotó un espacio para mas de 2000 personas. Su éxito en
concurrencia y popularidad no sólo se debe a la propuesta de la fiesta en sí, sino también al ambiente sano, armonioso y seguro pensado en todos sus detalles para total disfrute de sus asistentes. Ésto hizo que la fiesta tenga lugar en grandes festivales en todo el país como en el Festival Harlem en Santa Fe, en el Personal Fest en el Club Ciudad de Buenos Aires, en los Juegos Olímpicos de La Juventud Buenos Aires 2018 y en 2 ediciones especiales en Mar del Plata en el verano para mas de 3000 personas cada fiesta.

https://vimeo.com/289515165